Posted on

Madrid, lunes 17 de octubre de 2016

Comentario de J.L. Cava

¿Y si ahora el FED no subiera los tipos en diciembre?

El S&P 500 cerró el viernes a un nivel similar al del cierre del jueves, a pesar de haber alcanzado niveles claramente superiores durante la sesión.

Las líneas de “avance/descenso” subieron ligeramente. Y el volumen negociado estuvo cercano a la media de 10 sesiones.

El sector financiero y el de información tecnológica fueron los más fuertes. Y el de biotecnología, el más débil.

JPMorgan Chase, Wells Fargo y Citigroup publicaron los resultados del tercer trimestre y fueron mejores de lo esperado.

De las 34 sociedades del S&P 500 que ya han publicado resultados, el 79% superaron las estimaciones del mercado. Teniendo en cuenta que los precios a los que cotizan las empresas son muy altos, consideraremos que estos datos ayudan, pero no son decisivos para desencadenar nuevas compras.

Todos sabemos que la tendencia alcista de las bolsas está dirigida por los bancos centrales y que las cuentas de resultados de las empresas no justifican las altas valoraciones al que cotizan las acciones, pero qué otra opción tenemos los participantes en los mercados.

Los techos de mercado se caracterizan por una gran euforia y es evidente que, si nos estamos planteando que los beneficios de las empresas no justifican las cotizaciones actuales, existe una ausencia de entusiasmo y, por lo tanto, resulta improbable que se haya formado un techo. Y, en consecuencia, por la Teoría de la Opinión Contraria no se ha generado ninguna señal que nos indique que se haya agotado la tendencia alcista.

Es más, si todo el mundo está buscando razones para que las bolsas caigan, ya sabemos que lo más probable es que suceda justo lo contrario.

Esta semana publicarán resultados 80 empresas más del S&P 500. A la vista del modo en que están evolucionando los resultados publicados, los inversores ya estarán pensando en las estimaciones de los beneficios del cuarto trimestre más que en los resultados del tercer trimestre.

 

El VIX cerró el viernes en 16,12, y la estructura de la curva de tipos presenta pendiente positiva.

Un cierre claro del VIX por debajo de 15 sería alcista para las bolsas y probablemente desencadenaría una señal de compra en algunos sistemas de especulación.

Es cierto que mientras el VIX se mantenga por encima de 15 existe un riesgo de que se produzca otra oleada vendedora como la del miércoles pasado.

 

La oleada vendedora del miércoles pasado se extendió a todos los sectores y ejerció una clara presión bajista sobre los mercados, pero el S&P 500 respetó la zona de soporte de los 2.110. Es una referencia que ahora tienen todos los participantes en el mercado y, por lo tanto, muchos programas automáticos de especulación (que representaron en torno al 52% de la negociación del NYSE en el mes de septiembre).

Tras las subidas de estos últimos días, Apple probablemente experimentará una corrección que retroceda parte de lo ganado durante los útlimos días. Ahora bien, parece haber iniciado una tendencia alcista que podría llevar su cotización a la zona de máximos. Este movimiento podría favorecer una subida de las bolsas.

En mi opinión, lo más probable a corto plazo es que el S&P 500 se mueva lateralmente por encima de los mínimos de la semana pasada, en torno a los 2.110. La perforación de esa zona sería un signo de debilidad.

La primera resistencia se encuentra en torno a los 2.145. Su superación sería un signo de fuerza alcista a corto plazo.

Por el momento, el S&P 500 ha respectado el soporte de la zona 2.110 a pesar de que la rentabilidad de las notas del Tesoro de los EE.UU. a 10 años ha pasado del 1,4% al 1,8% en estas últimas dos semanas. En mi opinión, lo más probable es que se estabilice ahora en torno a los niveles del cierre del viernes, 1,789%.

Ahora bien, es preciso tener en cuenta que el presidente del Banco de la Reserva Federal de New York, William Dudley, dijo la semana pasada que la rentabilidad de las notas era un poco baja teniendo en cuenta la situación de la economía. Sus comentarios llevaran la rentabilidad de las notas a 10 años al 1,813%, si bien cerró el viernes en 1,789%.

Yellen dijo el viernes que el FED podría dejar que la inflación subiese dada la debilidad de la demanda frente a una fuerte oferta. Este hecho llevó a que muchos de los participantes en el mercado se plantearan la posibilidad de que el FED no subiera los tipos en diciembre.

En mi opinión, resulta muy probable que los suban. Ahora bien, no podemos negar el hecho de que la probabilidad de que el FED suba los tipos es de tan solo el 60%, según la cotización de los futuros sobre los fondos federales, cuando estamos a prácticamente dos meses.

 

Banner-NEW-01

 

Compartir