Posted on

Madrid, lunes 13 de noviembre de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 sigue en un movimiento lateral.

Dibujó un soporte en 2.566 y se obsreva una falta de tendencia.

Es probabe que los elevados niveles de “sobrecompra” alcanzados estén frenando cualquier intento de superación de los máximos previos, pero también es cierto que, a pesar de ello, el S&P 500 no cae. Por ello, vamos a considerar como escenario más probable un movimiento lateral dentro de la dominante tendencia alcista. En este sentido podemos observar como los valores que más habían subido están ahora retrocediendo.

La caída del iShares iBoxx High Yield Corporate Bond ETF ha preocupado a muchos inversores en bolsa porque se ha venido comportando como un indicador adelantado para las bolsas.

Nos vamos a fijar en la zona 2.566-2.560 porque es una zona de soporte significativa. Su perforación probablemente acentuaría las presiones vendedoras.

Los indicadores de momento del DAX se han deteriorado significativamente, por lo que vamos a considerar como escenario más probable que siga cayendo.

El DAX ha perforado la zona de soporte de los 13.200-13.250. Es un signo de debilidad que también desde un punto de vista meramente gráfico hace más probable que continúe cayendo a corto plazo.

Su siguiente soporte se encuentra en los 12.900, soporte que funcionó muy bien en el mes de octubre. Ahora bien, si tenemos en cuenta lo dicho en los dos párrafos anteriores, da la sensación de que probablemente lo va a perforar.

A corto plazo, mientras se mantenga por debajo de lo 13.200-13.250 , consideraremos que lo más probable es que se dirija por lo menos hasta la zona de los 12.900.

El IBEX está más débil que el DAX.

El IBEX presenta una zona de resistencia que se prolonga desde el 10.160 al 10.240. Mientras no la supere mantendremos una predisposición bajista con un objetivo mínimo próximo al 9.850, mínimos del pasado 5 de octubre.

Compartir