Publicado el

Madrid, lunes 11 de diciembre de 2017

Comentario de J.L. Cava

Las bolsas chinas han rebotado con decisión al llegar a la primera zona de soporte.

El S&P 500 cerró el viernes ligeramente por debajo de los máximos previos.

Llegado este punto, uno siempre se pregunta si será la onda B de la fase correctiva. En el caso de que lo fuese estaríamos ante una onda dentro de una fase correctiva y no ante un nuevo tramo al alza.

Como no los sabemos de antemano, vamos a fijarnos en el primer soporte significativo a corto plazo y mientras el S&P 500 se mantenga por encima nuestra predisposición seguirá siendo alcista a corto plazo.

Ese primer soporte significativo lo vamos a situar en los mínimos del 6 de diciembre, la zona de los 2.620.

Un poco más arriba observamos que hay un hueco al alza provocado por el movimiento del viernes. El mínimo de ese hueco es 2.640.

Luego podemos concluir que la zona de soporte es 2.640-2.620. Y mientras el S&P 500 se mantenga por encima, alcistas a corto plazo.

La fuerza del sector financiero es la que le ha permitido al S&P 500 está más fuerte que el NASDAQ 100. Por eso creo que lo mejor es centrarse en los valores financieros que en los tecnológicos y los semiconductores.

El NASDAQ 100 no pudo la semana pasada acercarse a los máximos previos y se quedó en torno a una resistencia que se corresponde con los máximos del 4 de diciembre. Esta debilidad aparente hace más probable que esté dibujando una onda B y que todavía no haya acabo la fase correctiva.

Nos vamos a fijar en el hueco que dejó al alza el viernes pasado. La parte inferior de ese hueco se encuentra en torno a 6.320. Si perforase ese nivel probablemente la presión vendedora se incrementaría.

El IBEX se mostró algo más fuerte al final de la semana pasada por la subida de los bancos tras el nuevo marco regulatorio, que en definitiva les exigirá menos recursos propios de los que inicialmente se habían considerado.

El IBEX superó el 10.322, si bien al cierre se mantuvo ligeramente por encima. Lo lógico sería que el impulso continuara pero como se encuentra en un amplio movimiento lateral vamos a ser cautos.

La subida se debió al sector financiero. Por lo tanto, si este sector sigue subiendo el IBEX lo hará.

El primer soporte vamos a situarlos en la zona correspondientes a los máximos de los día 4 y 5, concretamente 10.350-10.325.

Pues bien, mientras el IBEX se mantenga por encima, alcistas. Ahora bien, insisto, sería mejor centrar nuestra atención en los bancos porque fueron los que lideraron el movimiento.

Así si el BBVA superase la recta directriz bajista, que pasará por la zona de los 7,40-7,45 tendríamos algún signo de fuerza al alza.

Santander se paró al llegar al 5,70, luego tomaremos como referencia esa zona de resistencia.

Los bancos subieron pero no fue para echar cohetes. No superaron resistencia significativas. Más fuertes se mostraron los bancos del norte de Europa (especialmente el Deustche Bank) porque se hubieran visto más perjudicados de exigir más recursos propios. Es más, fue por ellos por los que flexibilizaron el modelo.

El DAX superó ligeramente la zona de los 13.200 pero cerró ligeramente por debajo.

La primera zona de soporte significativa se encuentra, al igual que hemos hecho con el S&P 500 y el NASDAQ 100, en torno al 13.050. Por lo tanto, mientras se mantenga por encima mantendremos una predisposición alcista.

Compartir