Posted on

Madrid, jueves 9 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

Otro día igual. El S&P 500 está buscando un sentido.

La caída del sector financiero ha sido compensada con la subida de las “utilities” y de los bienes de primera necesidad.

El S&P 500 sigue atrapado en este eterno movimiento lateral. Los sectores no son capaces de moverse todos en el mismo sentido.

Los valores financieros y los valores de pequeña capitalización fueron los más débiles, precisamente aquellos que poseen masivamente los gestores de fondos estadounidenses.

El S&P 500 rebotó al llegar al 2.285, justo cuando la cotización del “crude oil” rebotó, recuperándose de una pérdida del 1% y cerrando con una ganancia del 0,5%, a 52$.

Creo que el 2.285 es la zona de soporte significativa del S&P 500 a corto plazo. Por lo tanto, si es perforada sería una señal de desarrollo de un tramo a la baja con objetivo los 2.260, donde se encuentra el siguiente soporte.

La rentabilidad de las notas a 10 años marcó un mínimo de las últimas tres semanas. El bono americano y el bono alemán actuaron como valores refugio ante la incertidumbre en Europa y la apertura a la baja de Wall Street.

La volatilidad implícita del “euro/dólar” subió con fuerza durante la sesión de ayer por las elecciones francesas.

El DAX volvió a rebotar al llegar al 11.475. Y ha dibujado una serie de máximos decrecientes. Por eso vamos a fijarnos en el 11.600, mientras se mantenga por debajo de ese nivel consideraremos que el riesgo de terminar perforando el soporte de los 11.475 será alto. En caso de perforarlo, el objetivo sería la zona del 11.300.

El IBEX perforó en el “intradía” el soporte de los 9.275, pero consiguió cerrar por encima. Tomaremos como primera resistencia la zona de los 9.400, mientras se mantenga por debajo consideraremos como escenario más probable la perforación del 9.275.

Compartir