Posted on

Madrid, jueves 7 de julio de 2016

Comentario de J.L. Cava

Lo que se están preguntando los inversores es cómo van a evolucionar las tasas de crecimiento de las principales economías del mundo tras el voto a favor del Brexit.

El S&P 500 rebotó ayer al llegar a 2.073, justo en plena zona de soporte.  Por lo tanto, la tendencia alcista de corto plazo sigue en vigor.

Los alcistas tienen el control nuevamente.

El giro al alza de la cotización del precio del petroleo favoreció el rebote del S&P 500.

Los valores ligados al oro fueron de nuevo los más fuertes.

El S&P 500 subió aunque las noticias “macro” no fueron buenas.

El rebote de ayer me hace pensar que hay gente con posiciones cortas o, al menos, sin posiciones largas. Este hecho hace más probable un intento de superación de los máximos.

Los indicadores de momento del DAX se encuentran sobrevendidos y hacia el final de la sesión pareció iniciar un rebote.

Por ello vamos a considerar como escenario más probable que continúe el rebote iniciado al final de la sesión de ayer.

Es probable que el DAX se dirija a la zona de los 9.500. Mientras se mantenga por debajo del 9.500 mantendremos una predisposición bajista.

El IBEX también rebotó durante la última hora de la sesión de ayer.

Es probable que ahora se dirija a la zona delos 8.040, antiguo soporte convertido ahora en resistencia.

Mientras el IBEX se mantenga por debajo de 8.040, mantendremos una predisposición bajista.

Banner-NEW-01

Compartir