Posted on

Madrid, jueves 6 de julio de 2017

Comentario de J.L. Cava

Según consta en las actas de la última reunión del FOMC del pasado mes de junio, varios de sus miembros se mostraron preocupados por los efectos que puedan tener sobre la estabilidad financiera las últimas decisiones de subida de tipos.

Ahora bien, pesar de todo lo anterior, los miembros del FOMC consideraron que deben seguir con su política de subida de tipos aunque la inflación se mantenga por debajo del 2%. El presidente del Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, fue el único disidente durante la votación, alegando que el Comité debería esperar a tener más pruebas de que la inflación se está moviendo hacia la meta. Es más, algunos economistas han pedido al FED que opte por elevar su meta de inflación.

En el acta no consta un calendario para reducir el balance del FED porque sobre este punto no se pusieron de acuerdo los miembros del FOMC.

Los miembros del FOMC dedicaron una gran parte de la reunión a buscar una explicación al hecho de que la rentabilidad de los notas a 10 años no se incrementara a pesar de que el FED estaba subiendo los tipos. Según los miembros del FOMC,  podría ser consecuencia de un “lento crecimiento económico a largo plazo”, así como de los bonos comprados por el FED.

El contenido de las actas prácticamente no tuvo efectos en los mercados.

No hubo novedades en el S&P 500 que sigue moviéndose lateralmente por encima del soporte de los 2.415-2.400.

El sector tecnológico rebotó y favoreció que el S&P 500 cerrara con ligeras ganancias. Y el más débil fue el de energía.

El DAX se movió ligeramente por debajo del 12.500. Mientras se mantenga por debajo de la zona de los 12.650, lo más probable es que siga retrocediendo hacia la zona de los 12.000.

Por lo que hace referencia al IBEX, se movió lateralmente por debajo de 10.600. Mientras se mantenga por debajo de 10.750-10.800, lo más probable será que siga cayendo con un objetivo cercano a los 10.100.

 

 

Compartir