Posted on

Madrid, jueves 29 de diciembre de 2016

Comentario de J.L. Cava

 

Es probable que en lugar de subida de la Navidad tengamos fase correctiva antes de fin de año

Tras una apertura al alza en la sesión de ayer, pronto aparecieron ventas agresivas que afectaron negativamente a todos los índices y sectores.

Destacaron las caídas en el sector de semiconductores, sector que había sido uno de los más fuertes en las sesiones previas. Los valores de pequeña de capitalización también experimentaron un retroceso superior al 1%.

Las líneas de “avance/descenso” cayeron con decisión.

El volumen negociado fue relativamente bajo, en torno al 80% de la media de 10 sesiones.

Hubo una verdadera descarga en un período estacional alcista, justo cuando todo el mundo esperaba que las bolsas se movieran al alza y reinaba el optimismo.

El VIX lógicamente subió pero se mantuvo por debajo de la primera zona de resistencia significativa, 13,48. La superación del nivel 13,5 sería un signo de mayor debilidad para las bolsas. Por lo tanto, mientras el VIX se mantenga por debajo de 13,5, vamos a considerar que el mercado se está tomando un descansito tras una subida muy fuerte y rápida (la media de subida tras las elecciones presidenciales suele ser del 1%).

El que manda es el precio y, aunque ayer se produjo una clara realización de beneficios, el S&P 500 siguió dentro del movimiento lateral que comenzó el pasado 12 de diciembre.

Debemos pensar como escenario más probable que el S&P 500 ya ha recorrido gran parte del camino alcista del año 2017 en base a unas expectativas de crecimiento que ahora deben ser confirmadas. Ese es el riesgo. Ha llegado el momento de pasar de las palabras a los hechos. Y si los hechos defraudaran, entonces se producirá un fuerte retroceso. Ahora bien, por el momento, vamos a considerar el descansito como escenario más probable.

En estos momento será preciso tener muy en cuenta el comportamiento del FED y el hecho de que los tipos se encuentran actualmente en niveles artificialmente bajos.

Lo más probable es que en el 2017 el FED llevará una política agresiva de subidas de tipos de interés si las expectativas de crecimiento se confirmasen y el déficit fiscal aumentase.

Incluso, muchos analistas ya esperan que como “mínimo” lleve a cabo 3 subidas de tipos.

Si el FED implementase durante el 2017 una política agresiva de subida de tipos de interés las bolsas sufrirían.

Da la sensación de que los inversores no están teniendo en cuenta este riesgo. Sólo se fijan en los aspectos positivos de la presunta política “pro-crecimiento” de Trump.

Es cierto que no es probable el FED suba los tipos en enero, y que lo más lógico será que espere a ver las medidas que adopte el equipo económico de Trump

 

Compartir