Posted on

Madrid, jueves 27 de octubre de 2016

Comentario de J.L. Cava

Numerosas empresas publicaron entre el miércoles y el jueves los resultados del tercer trimestre. Por este motivo, todos los medios de comunicación especializados en economía han dedicado mucho tiempo a hablar de ello.

En mi opinión, eso no es lo verdaderamente importante para tratar de determinar el movimiento futuro del S&P 500 (los beneficios no justifican las valoraciones actuales). Es la evolución de los tipos de interés lo que condicionará la marcha del S&P 500.

Los mínimos de la sesión de ayer del S&P 500 respetaron la zona de los 2.120.

El volumen negociado durante las sesión de ayer estuvo entorno a la media de 10 sesiones.

El VIX cerró al alza, pero por debajo de 16, lo que es alcista para las bolsas.

Por lo tanto, no ha cambiado nada.

Seguimos esperando la salida del movimiento lateral.

Seguimos esperando la celebración de las elecciones presidenciales estadounidenses.

Me llamó la atención la debilidad mostrada por el Russell 2000, que cerró con un descenso del 0,93%.

El sector de bancos volvió a comportarse bien, especialmente los bancos regionales.

El DAX, tras el intento fallido de superación de la zona de los 10.800, retrocedió. Ayer hizo un mínimo en 10.631. Mientras se mantenga por encima de 10.600 mantendremos una predisposición alcista a corto plazo.

El IBEX, gracias a la subida del BBVA e Iberdrola, cerró al alza. Hizo un mínimo en 9.100.

No obstante, es probable que el IBEX haya iniciado una fase correctiva del último tramo al alza. Mientras se mantenga por encima de 8.966, mantendremos una predisposición alcista a corto plazo.

 

Banner-NEW-01

Compartir