Posted on

Madrid, jueves 27 de julio de 2017

Comentario de J.L. Cava

El FED probablemente no subirá los tipos en el 2017, razón por la que subió la cotización de los bonos y del oro.

El FED anunciará probablemente el plan de reducción de su balance en el mes de septiembre, y comenzará en octubre.

Este escenario ya estaba descontado por el mercado. Por lo tanto, la jornada de las bolsas durante la sesión de ayer fue tranquila.

La tendencia a corto sigue siendo alcista y no hay nada nuevo: los alcistas siguen controlando este mercado. La primera zona de soporte se encuentra en 2.450-2.430. Mientras el precio esté por encima, alcistas.

Los dos grandes problemas económicos del mundo son: la falta de mejoras en la productividad y la liquidez existente en los mercados por las inyecciones de liquidez de los banos centrales.

Lo más lógico sería que, si el FED y el BCE proceden a reducir sus balances, las bolsas retrocedieran y la rentabilidad de las notas a 10 años subiera al 3%.

Existe una complacencia máxima en las bolsas. Ayer mismo el VIX llegó a cotizar por debajo de 9.

Si estos dos bancos centrales reducen su balance, las Bolsas deberían retroceder, pero ¿cuánto?.

Tenieno en cuenta el crecimiento de los beneficios empresariales por encima de lo esperado, vamos a considerar como escenario mas probable un retroceso del 10%.

¿Iniciarían las bolsas una tendencia bajista? Pues, en principio la tendencia seguiría siendo alcista, porque un retroceso del 10% tras las fuertes subidas, sería una fase correctiva suave.

Y la última pregunta sería cuándo. El verano es un momento propicio para realizar el ajuste.

 

Compartir