Posted on

Madrid, jueves 26 de octubre de 2017

Comentario de J.L. Cava

Ayer se produjo una verdadera realización de beneficios.

Ya vimos a primera hora de la tarde a una sola mano comprar 17.000 contratos de oro.

Aunque el S&P 500 cerró por encima de 2.550, es indudable que las ventas de ayer provocaron un deterioro de los indicadores de momento.

El VIX cerró en los máximos de 6 semanas.

El movimiento a la baja del S&P 500 vino acompañado con compras en las notas a 10 años que subieron desde los mínimos marcados en la sesión europea.

Hoy deberíamos estar atentos porque podría producirse una nueva oleada vendedora. En el caso de la perforación de la zona 2.550-2.540, los riesgos bajistas aumentarían.

Varios senadores republicanos se han mostrado proclives a no aprobar la nueva versión de los presupuestos de 2018. En caso de que consiguieran su objetivo, probablemente se retrasaría la aprobación de la reforma fiscal y las bolsas sufrirían.

El DAX no pudo acercarse a la zona de resistencia y se giró a la baja. Ahora se encuentra justo por encima de la zona de soporte de los 12.900. Su perforación aumentaría la presión vendedora.

El IBEX sigue en su movimiento lateral, justo por encima del primer soporte de los 10.100. Su perforación sería un signo de debilidad. Ayer pudimos ver como las cotizaciones de los bancos no pudieron mantener las ganancias iniciales.

 

Compartir