Posted on

Madrid, jueves 26 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El sector financiero lideró la subida del S&P 500 en la sesión de ayer.

El S&P 500 hizo un máximo en 2.299.

Las líneas de “avance/descenso” subieron ligeramente. El Russell 2000 se mostró algo más retrasado que el S&P 500.

El primer soporte lo vamos a situar en la zona de los 2.280, antigua resistencia. Mientras el S&P 500 se mantenga por encima de ese nivel, consideraremos que el actual movimiento al alza sigue en vigor.

El optimismo de los inversores se vio reforzado por los datos macro publicados y por las primeras medidas adoptadas por  la administración Trump.

Es cierto que se respira optimismo entre los inversores, pero si somos realistas, las medidas aprobadas no supondrán un crecimiento del PIB del 4%, es prácticamente imposible. Este optimismo se tornará en pesimismo si Trump no consigue que el PIB supere una tasa de crecimiento del 2,5%. Ahora bien, nuestra obligación es analizar el comportamiento de los mercados, y estos son alcistas.

En Europa vimos a los bancos lideraron las subidas.

En España lo hicieron especialmente el Santander y Caixabank.

El DAX superó la resistencia de los 11.700. Ese nivel se ha convertido ahora en soporte. Por lo tanto, mientras el DAX se mantenga por encima de se nivel, mantendremos una predisposición alcista a corto plazo.

Por lo que hace referencia al IBEX, cerró por encima de los máximos del 2017. Consideraremos que mientras se mantenga por encima de 9.430, consideraremos que lo más probable es que siga subiendo a corto plazo.

Según The Wall Street Journal: “Executives at some of the biggest Wall Street banks have sold nearly $100 million worth of stock since the presidential election, more than in that same period in any year over the past decade, according to a Wall Street Journal review of securities filings.”

In addition to the share sales, bank executives have sold another $350 million worth of stock to cover the cost of exercising options, filings show. That is twice the amount sold for that purpose at big banks in the year leading up to the election.”

 

Compartir