Posted on

Se Madrid, jueves 24 de octubre de 2013

 

En los mercados existe una preocupación por lo que está pasando en China

 

Comentario de J.L.Cava

El S&P 500 abrió a la baja pero se mantuvo por encima de 1.740, ni tan siquiera se acercó a la primera zona de soporte, 1.730.

El sector tecnológico se mostró débil. Y el sector del petróleo fue el único que cerró con una pérdida superior al 1%, por la debilidad del precio del petróleo.

El volumen negociado durante la sesión de ayer fue notablemente inferior a la media de 20 sesiones.

El índice VIX repitió el cierre del día anterior, y lo hizo a pesar de que el S&P 500 cerrara con una caída del 0,47%.

Por lo tanto, si tenemos en cuenta que la caída se ha producido con un volumen relativamente bajo, que el S&P 500 no ha perforado ningún soporte significativo y que el VIX no ha subido, debemos considerar que los alcistas continúan teniendo el control.

Nosotros creemos que lo más probable es que el S&P 500 esté desplegando una fase correctiva a corto plazo, una fase correctiva dentro de la tendencia alcista.

Ayer en la CNBC, Mark Spitznagel, ejecutivo de un hedge fund (Universa Investments), dijo que las bolsas se encuentran en niveles insostenibles y podrían experimentar un retroceso del 40%. Añadió, yo diría que todas los máximos históricos que hemos visto en el mercado durante los últimos 100 años se parecen mucho a lo que está sucediendo en la actualidad.” Recomendó a los particulares que se alejaran de las bolsas.

Hemos traído a esta página el pronóstico de Spitznagel, porque es una persona cuya opinión respetamos mucho. En este sentido, es preciso tener en cuenta que Spitznagel tiene en su haber dos grandes aciertos, en el año 2000 y en el año 2008.

Nuestra opinión es que, por el momento, no tenemos pruebas que nos hagan pensar que se haya formado un techo. Lo máximo que podemos ver es una divergencia bajista en gráfico semanal del S&P 500 Contado, que podría provocar un retroceso del 6-7%.

Es importante prestar atención al comportamiento de la bolsas asiáticas, tras el latigazo de ayer que llevó al índice de referencia de la bolsa de China por debajo de la media de 200 sesiones.

El motivo de preocupación es la salud del sistema financiero chino, pues los bancos más importantes están dando de baja de sus balances deudas incobrables. Los inversores se muestran desconfiados porque piensan que probablemente el nivel de impagados sea mayor que el reconocido por los bancos chinos. Y además, nos encontramos con que el mercado está recibiendo mensajes (el “Shanghai Interbank Offered Rate” (SHIBOR), subió 73 puntos básicos hasta situarse en el 3.78%)   de que el People’s Bank of China puede tensionar su política monetaria.

A esta preocupación se añade el descenso experimentado por el precio del petróleo (ayer cayó por tercer día consecutivo y el deterioro de sus indicadores de momento se está acelerando),  puesto que puede estar informándonos de que puede estar produciéndose una desaceleración económica global.

Seguramente, estos riesgos son lo que le hacen pensar a Spitznagel que, cualquier tropezón económico, podría dar al traste con la tendencia alcista de las bolsas. Todos somos conscientes que su tendencia alcista se debe en gran media a las inyecciones del FED y del BCE. Se aprecia con claridad con el comportamiento de las bolsas, que suben más cuanto peores son las noticias económicas, puesto que de este modo los bancos centrales se ven obligados a seguir suministrando cantidades ingentes de liquidez. ¡¿Quién me iba a decir cuando estaba estudiando Empresariales en el CUNEF que la bolsa subiría más cuanto peor fuese la economía?!

 

Gráfico diario del S&P 500 Contado

 

Tal y como podemos ver en el gráfico que recogemos a continuación, el IBEX se movió violentamente a la baja como consecuencia de la oleada vendedora en China, y llegó a la zona de soporte situado en la zona 9.800-9.770.

A pesar del retroceso a la apertura de ayer, el IBEX se estabilizó durante el resto de la sesión y, tras una apertura débil, tuvo un comportamiento neutral. Y consiguió mantenerse por encima del canal alcista.

Nosotros no creamos que los especuladores mas informados hayan iniciado una apertura de posiciones cortas.

Si tenemos en cuenta que el IBEX ha respetado la recta directriz alcista y que, aunque la apertura ha sido bajista, luego se ha limitado a moverse lateralmente, vamos a considerar que los alcistas siguen controlando las bolsas. Ahora bien, es probable que se haya iniciado una fase correctiva dentro de la tendencia alcista.

Hoy nos vamos a fijar en los mínimos de ayer, de ser perforados muy probablemente el IBEX se dirigiría hacia la zona de los 9.400.

Gráfico horario del IBEX 35

 

Compartir