Publicado el

Madrid, jueves 22 de febrero de 2018

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 rebotó ligeramente por encima de la zona de soporte de los 2.700, pero fue un simple rebote, nada más. Por lo tanto, vamos a seguir considerando como escenario más probable el que dijimos en el comentario de ayer.

En la sesión de ayer el S&P 500 rebotó hasta llegar al 2.747 y en esa zona de resistencia se giró bruscamente a la baja, y cerró por debajo de los mínimos del día 20 de febrero.

Estos hechos reflejan una debilidad clara. Es este el motivo por el que creo que lo más probable es que ahora se encamine hacia la siguiente zona de soporte, la de los 2.665.

El 2.755 se ha convertido ahora en una resistencia significativa para el S&P 500.

El NASDAQ 100, siempre tan volátil, nos proporción una señal falsa al superar los máximos previos y girarse a la baja nada más hacerlo.

La zona de soporte se encuentra en torno a los 6.700. La perforación de ese nivel nos abriría el camino hacia los 6.565.

El NIKKEI hoy también ha cerrado con descensos al ser incapaz de superar su primera zona de resistencia.

Por lo que hace referencia a la rentabilidad de los notas y de los bonos del Tesoro de los EE.UU, su tendencia sigue siendo alcista a corto plazo.

En cuanto al DAX no ha novedades respecto de lo que dijimos en el comentario de ayer. Su rebote ha sido mucho más débil que el del S&P 500, por lo tanto, evidencia una debilidad subyacente mayor.

NO puede con el 12.500.

El IBEX tenía intención de superar el 9.900 y mostraba una fortaleza relativa mayor que el DAX, sin embargo, ayer vimos que en realidad sigue débil. Durante las últimas dos horas desplegó un brusco tramo a la baja y cerró por debajo de 9.800. Fue un signo claro de debilidad que hace muy probable una vuelta a mínimos.

 

Compartir