Posted on

Madrid, jueves 22 de agosto de 2013

Comentario de Mª Ángeles Cava

Pero, ¿qué nos está diciendo el oro?

Desde el 22 de mayo la rupia ha experimentado un descenso del 18%. En un mes la bolsa de India ha caído un 11%.

El 22 de mayo, como sabemos, fue el día que habló Bernanke y desde entonces se ha acelerado la salida de fondos de las economías emergentes. Los participantes en el mercado están considerando que su ritmo de crecimiento se desacelerará.

India es el comprador de ORO más importante del mundo. Y sus ciudadanos al ver que su divisa se está depreciando se han lanzado a comprar oro, que se está comportando como divisa. La fiebre compradora de oro es tal que las autoridades económicas indias han establecido un impuesto que grava las importaciones de oro.

Además, en función del movimiento que estamos viendo en el oro, es probable que los grandes operadores de este mercado estén cancelando posiciones cortas.

Si además tenemos en cuenta que los participantes en los mercados de bonos están descontando expectativas inflacionistas y han acelerado el ritmo de reembolsos de participaciones en fondos de renta fija e (estalla la “burbuja Bernanke”), es obvio: debemos prestar atención al comportamiento del metal precioso.

Por si fuera poco, el otro día vimos en la CNBC a uno de los grandes “gurús” especializados en el oro diciendo que estaba reduciendo su posición larga en ETF´s de oro, lo que por la Teoría de la Opinión Contraria……es alcista. Y nos hace pensar que es muy probable que en torno a 1.170 se haya formado un suelo.

No obstante, vamos a tomar como referencia la zona 1.385-1.390. Si la cotización del oro fuese capaz de superar ese nivel, consideraríamos que se ha formado un suelo a corto plazo. Y en tal caso, el objetivo siguiente sería el 1.530, antiguo soporte que debería actuar como resistencia. Si, por el contrario, el oro no fuese capaz de superar ese nivel, mantendríamos una predisposición bajista.

 Gráfico semanal del oro

Ayer se hicieron públicas las actas de la reunión del mes de julio del FOMC, y de su contenido podemos concluir que

1.- La mayor parte de los miembros creen que la inflación se incrementará a medida que se recupere el ritmo de crecimiento económico, si bien esperan que la inflación no supere el objetivo del 2%.

2.- Si las condiciones económicas mejoran se reduciría el ritmo de compras antes de fin de año.

La pregunta es sencilla: ¿cuándo empezaran a reducir el ritmo de compras? El mercado está descontando que lo más probable es que lo anuncien en la próxima reunión del 17-18 de septiembre, concretamente esperan una reducción del volumen de compras del orden del 15-20%.

Quería referirme ahora al mercado de bonos. Es indudable que la “masa” que invierte en mercados de bonos ha acelerado sus ventas. Este hecho ha provocado que los indicadores de momento estén “sobrevendidos” y que el rendimiento de los bonos esté cerca de la media de 200 sesiones. Por lo tanto, debemos tener en cuenta que es probable que se produzca un rebote a corto plazo.

El S&P 500 rebotó al poco de publicarse las actas del FOMC, pero no pudo superar la resistencia de la zona 1.650-1.660. Si no consigue superar esta resistencia, muy probablemente desplegaría una onda a la baja que lo llevaría a la zona de los 1.610.

El volumen negociado durante la sesión de ayer en las bolsas estadounidenses fue elevado, un 50% superior al volumen medio de las ultimas veinte sesiones.

Las líneas de “avance/descenso” subieron durante la primera parte de la sesión y luego se giraron a la baja. Nosotros lo interpretamos como un signo de debilidad, porque ha sido incapaz de rebotar durante dos días seguidos después de estar muy “sobrevendidos”.

El VIX, tras hacer un máximo en 16,26, retrocedió hasta 14,65 y desde ese nivel rebotó de nuevo para cerrar en 16,55. Tal y como hemos dicho en comentarios anteriores, en tanto en cuanto se mantenga por encima de 14 consideraremos que su tendencia es alcista, lo que es bajista para las bolsas.

 En conclusión, creemos que lo más probable es que el S&P 500 termine por perforar definitivamente el 1.650.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

El IBEX  se movió lateralmente por encima de los 8.400. Intentó dirigirse al antiguo soporte pero no tuvo fuerzas suficientes como para aproximarse.

Es probable que esté dibujando una pauta plana. Como ese tipo de pauta es de continuación, vamos a considerar como escenario más probable que termine por perder el 8.400 y dirigirse al 8.100, antigua resistencia que debería funcionar como soporte.

 Gráfico horario del IBEX 35

Compartir