Posted on

Madrid, jueves 2 de marzo de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 superó a nivel intradiario el 2.400. Hizo un máximo en 2.401.

La bolsa está on fire. Con el movimiento de ayer, se generó una señal de compra en todos los sistemas.

El movimiento al alza estuvo liderado por el sector de bancos. Y colaboraron prácticamente todos los sectores.

La tendencia alcista sigue.

El nivel de optimismo de los particulares, según Investors Intelligence, ha alcanzado la lectura más alta desde 1987.

A las bolsas les gustó un discurso sin detalles de Trump. También les gustó a las bolsas el fuerte aumento de la probabilidad de que el FED suba los tipos en su reunión de marzo.

Tras las declaraciones de dos presidentes de dos bancos de la Reserva Federal, se produjo un cambio radical en las expectativas de subidas de tipos. La gente canceló apresuradamente posiciones largas en notas y bonos a 2 años, aumentó significativamente (al 80%) la probabilidad de que el FED subiera los tipos de interés en marzo, así como de que los suba tres veces en 2007, de acuerdo con los gráficos dot plot.

Por lo tanto, podemos concluir que este nuevo tramo al alza corre por cuenta del FED.

Podemos creer que este movimiento continuo al alza de las bolsas es irracional, pero, si ayer decíamos que mientras se mantuviera el S&P 500 por encima de 2.350, deberíamos mantener una predisposición alcista, hoy tenemos que decir que mientras se mantenga por encima de 2.370, seguiremos pensando que la tendencia intermedia es alcista.

A muy corto plazo tomaremos una referencia más cercana al precio 2.395. Si se perdiera ese nivel probablemente se iniciaría una fase correctiva.

Ayer, por subir, subieron hasta las empresas mineras.

No sé si está formando un techo o es un nuevo acelerón. Lo que está claro es que la tendencia es alcista.

Ahora bien, a muy corto plazo es normal que se produzca una pequeña caída.

Por lo que hace referencia al DAX, tomaremos como soporte de referencia el 12.060. Su perforación nos avisaría del inicio de una fase correctiva a corto plazo.

Y para el IBEX tomaremos el 9.745.  Su perforación nos avisaría del inicio de una fase correctiva a corto plazo. En tal caso, mientras se mantenga por encima de 9.600, alcistas.

Compartir