Posted on

Madrid, jueves 19 de mayo de 2016

Comentario de J.L. Cava

Los participantes en los mercados de valores, tras la lectura de las actas de la reunión del FOMC hechas públicas ayer, atribuyen las probabilidades que se detallan a continuación a que la próxima subida de tipos de interés por parte del FED se produzca en las fechas que se indican:

34% en junio de 2016

51% en julio de 2016

63% en septiembre de 2016

Estas probabilidades se obtienen a partir de la cotización de los futuros sobre los fondos federales.

Tal y como dije en el comentario de ayer, en mi opinión, lo más probable es que el FED suba los tipos de interés en “julio-septiembre” de este año. La razón principal: el incremento de los salarios.

El dólar y la rentabilidad de los bonos reaccionaron con alzas al contenido de las actas nada más publicarse. Las bolsas con bajas. Y el oro con fuertes descensos Nada sorprendente.

Si tenemos en cuenta que los bancos centrales han agotado la munición, que incluso el FED  va a subir los tipos de interés, lo único que podría sostener la subida de las bolsas es el crecimiento de los beneficios, para lo que resultaría necesario que hubiera crecimiento económico. Como no lo hay, debemos considerar como escenario más probable que en el momento en que comience la subida de tipos las bolsas caerán.

Ahora bien, Yellen y sus chicos también lo saben y se lo pensarán mucho antes de embarcarse en un proceso de subida de tipos, porque si la bolsa cayera, el consumo se debilitaría y, por lo tanto, el crecimiento económico. Por consiguiente, debemos considerar como escenario más probable una subida de tipos este año, siendo más probable en septiembre que en julio. Y este escenario ya está descontada por las bolsas.

 

El S&P 500 reaccionó con bajadas al contenido de las actas de la reunión del FOMC, pero, tras hacer un mínimo  en 2.038 rebotó y consiguió cerrar en 2.045,6. Otra sesión en la que asistimos a una gran volatilidad.

Durante la sesión de ayer el S&P 500 encontró soporte en la zona 2.034-2.038. Por lo tanto, debemos concluir que el soporte de la zona 2.040 volvió a funcionar durante la sesión de ayer.

El sector financiero cerró con fuertes alzas por la subida de los bancos,  y también lo hizo el de biotecnología. Sin embargo, el de “utilities” y el de consumo básico experimentaron fuertes descensos.

El VIX hizo un máximo en 16,47 tras publicar las actas, pero cerró en 15,85. Ambos valores estuvieron por debajo de la resistencia de la zona 17. Y la estructura de la curva de futuros sobre el VIX presenta pendiente positiva hasta el mes de noviembre. Por lo que la situación actual del VIX y de los futuros es alcista para las bolsas.

El volumen negociado durante la sesión de ayer estuvo por encima de la media de 10 sesiones. Y la línea “avance/descenso” perdió posiciones con claridad en el NYSE y, sin embargo, subió en el NASDAQ.

He insistido en los últimos comentarios en que me ha parecido ver un fuerte volumen de compra de opciones de venta.

Si tenemos en cuenta que el S&P 500 no ha perforado el 2.040 y que el VIX sigue por debajo de 17, deberíamos considerar como escenario más probable, por la Teoría de la Opinión Contraria, que el S&P 500 está a punto de desplegar un nuevo tramo al alza.

Llegamos a la misma conclusión que en días anteriores: mientras el S&P 500 se mantenga por encima de 2.o40 y el VIX por debajo de 17 debemos mantener una predisposición alcista.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

1111121

Apple cerró con un subida del 1,15%. Se están publicando numerosos artículos sobre Apple. En mi opinión, lo más probable es que no haya hecho un suelo y que siga cayendo.

El DAX rebotó al llegar a la zona de soporte, por lo tanto, sigue atrapado dentro del movimiento lateral.

Gráfico horario del DAX Xetra

1111123

Tal y como podemos ver en el gráfico horario del IBEX, sigue dentro del movimiento lateral.

Gráfico horario del IBEX 35

1111122

Banner-NEW-01

 

Compartir