Posted on

Madrid, jueves 16 de marzo de 2017

Comentario de J.L. Cava

No sabemos la razón por la que el FED cambió de opinión entre diciembre y marzo en relación con la subida de tipos de interés.

Yo creo que el objetivo de Yellen era subir los tipos en marzo y luego ya veremos.

Realmente no sabemos la verdadera razón. ¿Pinchar burbujas?¿Atacar los planes fiscales de Trump?¿Incremento de la inflación?

Yellen sube los tipos cuando los pronósitcos de crecimiento del PIB son los más bajos desde 1980. La subida de ayer no tiene sentido  y una periodista de Bloomberg TV, Kathleen Hays, le preguntó a Yellen por la verdadera razón de la subida, puesto que  los datos macro no justifican la subida.

¿Qué ha pasado entre diciembre y marzo para que el FED haya cambiado?, señora Yellen.

Cuando Hays le enumeró los datos macro uno a uno, Yellen le dijo que los datos eran volátiles. Y esto lo dijo una persona que se ha manifestado en numerosas ocasiones como una “dato-dependiente”.

No tiene sentido proceder a una subida de tipos cuando los datos macro de peso anticipan una desaceleración económica, tal y como pronostica el propio FED de Atlanta.

Según los gráficos dot plot,  los membros del FOMC no han modificado en marzo su pronóstico de diciembre.

El mercado sigue descontado dos subidas más de tipos en 2017 y tres en 2018.

Horas antes de conocerse la decisión de Yellen, el Banco de la Reserva Federal de Atlanta recortó la previsión de crecimiento del PIB del primer trimestre de 2017 al 0,9%  No tiene sentido que el FED suba los tipos cuando el FED de Atalanta está recortando las previsiones de crecimiento del PIB de EE.UU.

El dólar reaccionó con fuertes bajas, lo que imulsó al alza las materias primas y los mercados emergentes.

La rentabilidad de las notas a 10 años cayó con fuerza por la cancelación de cortos de los festores de fondos. Cayó del 2,6% al 2,5%, lo más probable es que ahora se dirija al 2,1%.

El diferencial entre la rentabilidad de las notas a 10 años y la del bund aleman y la del bono japonés están induciendo la compra de notas a 10 años del Tesoro de los EE.UU.

Y el S&P 500…. al alza, al alza, como siempre. Esta vez la subida se debió al sector de “utilities” y de metales. Los valores de pequeña capitalización subieron, lo que provocó la subida de las líneas de “avance/descenso”.

El soporte de la zona 2.350 ha fucionado. Y el S&P 500 sigue dentro de una tendencia alcista.

Y el VIX…..a la baja, a la baja. Lo que es alcista para las bolsas.

Mientras el DAX se mantenga por encima de 11.900 seguiremos manteniendo una predisposició alcista.

Y en cuanto al IBEX, mietras se mantenga por encima de 9.800, mantendremos una predisposición alcista.

 

 

 

 

Compartir