Posted on

Madrid, jueves 16 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

No hay novedades. El S&P 500 volvió a subir durante la sesión de ayer y todos los analistas ya ven en el 2.400 el siguiente objetivo.

El sector farmacéutico recibió compras de varios “hedge funds”. Era un sector que estaba retrasado.

En mi opinión, esta subida se debe a la cancelación de cortos por el bajo volumen negociado. Y es probable que hoy esos cortos atrajeran algo de dinero que ha presionado al alza a los índices durante la sesión de ayer. El volumen negociado durante la sesión de ayer fue ligeramente superior a la media de 1o sesiones.

Las líneas de “avance/descenso” subieron ligeramente.

Hoy tomaremos como referencia el 2.300. La pérdida de ese nivel nos avisaría del desarrollo de un tramo a la baja.

El IPC de los EE.UU. subió un 0,6 por ciento, más de lo esperado en enero, la mayor subida mensual desde febrero de 2013. En los 12 meses que concluyeron en enero, el IPC aumentó 2,5 por ciento. El aumento de la inflación en China influyó en los niveles de inflación de los EE.UU. y de Europa, además de la subida del precio del petróleo.

Este hecho aumentó la probabilidad de una subida de tipos en marzo.

Me llamó la atención que durante la sesión de ayer subiera el S&P 500 y el VIX. Esto significa que los inversores, a pesar de la subida, quieren protegerse. Por lo tanto, por la Teoría de la Opinión Contraria, deberíamos considerar que este hecho favorece un nuevo tramo al alza a corto plazo.

Por lo tanto, debemos seguir manteniendo una predisposición alcista a corto plazo.

No debemos infravalorar la historia de Trump con Rusia, podría terminar siendo un escándalo mayor que el “watergate”. Probablemente solicitarán una investigación independiente.

El IBEX llegó al 9.612, apoyado fundamentalmente por la subida de los bancos. Y, al llegar a ese nivel, se giró a la baja, moviéndose lateralmente entre 9.612 y 9.514.

Tomaremos como primer soporte significativo el 9.400. Mientras se mantenga por encima, seguiremos alcistas. Ahora bien, de ser perforado, abriría el camino hacia el 9.200.

El DAX no pudo superar los máximos del pasado 26 de enero.

Hoy tomaremos como referencia el 11.700. Mientras se mantenga por encima de ese nivel, adoptaremos una predisposición alcista a corto plazo.

Compartir