Posted on

Madrid, jueves 14 de enero de 2016

Comentario de J.L. Cava

El IBEX hizo un máximo en 9.074. No fue capaz de alcanzar la resistencia de la zona 9.150, tal y como esperábamos. Esta imposibilidad de superar el 9.074 fue un signo de debilidad. Ahora nos vamos a fijar en el 8.819. La perforación del 8.819 nos avisaría del desarrollo de una nueva onda a la baja con objetivo próximo a los 8.300.

El S&P 500 abrió con fuerza al alza, hizo un máximo en 1.950 y desde ese nivel se giró rápidamente a la baja. No pudo acercarse al 1.990, lo que fue un claro signo de debilidad puesto que el nivel de “sobreventa” era tan elevado que debería haber sido algo relativamente fácil.

El retroceso fue tan brusco que perforó el 1.900 y cerró en 1.890. El soporte más cercano se encuentra en los mínimos de agosto en 1.867. Ahora bien, la debilidad mostrada durante la sesión del miércoles nos hace pensar que se encuentra a la mitad de un nuevo tramo a la baja, por ello resulta muy probable que perfore el 1.867 y que se dirija a la zona de los 1.820.

El volumen negociado en la sesión del miércoles fue elevado.

Las líneas de “avance/descenso” cayeron con fuerza. Prácticamente todos los sectores cayeron con fuerza, se dejaron en media algo más del 3%

Tuvimos un “90% down day”. Por lo tanto, es probable que el jueves se produzca un rebote.

El viernes se produce la expiración de contratos de opciones, hecho que puede haber contribuido al aumento de la volatilidad.

Compartir