Posted on

Madrid, jueves 12 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El NASDAQ Compuesto consiguió marcar ayer un nuevo máximo a pesar de la fuerte caída del sector de biotecnología.

El volumen negociado fue relativamente bajo, un 90% de la media de 10 sesiones.

Después de oír ayer a Trump, que no dio ningún detalle de su política económica, se ve con claridad que el mercado se ha excedido al otorgar tanto crédito a la política económica que este hombre pueda llevar a cabo.

Ha llegado el momento de la verdad, y debe pasar de las palabras a los hechos.

Ayer citó Trump la palabra “pharma” y el sector retrocedió por una oleada vendedora.

Dado el elevado nivel de “sobrecompra” lo lógico sería que el S&P 500 y la falta de detalles en la intervención de ayer de Trump, lo más lógico es pensar que los inversores que mantengan posiciones largas estarán nerviosos. Además, a los inversores tampoco les convencen las personas elegidas para formar el gobierno por su falta de experiencia y las relaciones que tienen con Rusia.

Es cierto que lo más probable es que Trump dé más detalles de su política económica el próximo 20 de enero cuando tome posesión del cargo. Por lo tanto, aumenta el riesgo de que se produzca una caída de las bolsas después de ese momento.

También debemos tener en cuenta si los beneficios correspondientes al cuarto trimestre que se vayan publicado están a la altura de las expectativas descontadas por las bolsas. Por lo tanto, es otro riesgo más que debemos tener en cuenta.

Desde un punto de vista gráfico, el S&P 500 se mantuvo por encima de 2.260, rebotó al llegar a esta zona. Mantenemos predisposición alcista mientras se mantenga por encima de 2.250.

El DAX marco nuevos máximos. Vamos a considerar que los alcista siguen manteniendo el control en tanto en cuanto el DAX se mantenga por encima de 11.500.

Más débil se mostró el IBEX por la fuerte caída del sector bancario. La perforación del 9.300 acentuaría las presiones bajistas.

 

Compartir