Publicado el

Madrid, jueves 1 de febrero de 2018

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 se limitó durante la sesión de ayer a moverse lateralmente por encima del soporte de la zona 2.822-2.807.

El S&P 500 hizo ayer un máximo en 2.840 y, por lo tanto, no cubrió el hueco a la baja que dejó el día anterior. Se giró precisamente a la baja cuando Greenspan dijo que había una burbuja bursátil.

Hoy nos vamos a fijar de nuevo en la zona de soporte. Ayer hizo un mínimo en 2.813, ligeramente por debajo del mínimo del día anterior.

La perforación de 2.807 abriría el camino hacia los 2.750.

Los indicadores de momento de la rentabilidad de las notas presentan las lecturas más altas de los últimos 2 años. Por lo tanto, es probable que a corto plazo se produzca una caída de la rentabilidad.

El FED ha cambiado su lenguaje respecto a la inflación: “Inflation on a 12‑month basis is expected to move up this year”.

Ha mostrado más confianza en un repunte de la inflación.

Y el mercado de futuros sobre fondos federales está descontando una subida de tipos en marzo con una probabilidad del 99%.

El DAX se movió de forma lateral bajista en una zona en la que quieren controlar la caída. Me refiero a los mínimos del pasado 17 de enero, 13.137. No obstante, creo que lo más probable es que siga cayendo y que se dirija a la zona de los 12.800.

El IBEX se paró en el 10.414 y desplegó un movimiento lateral. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que despliegue una nueva onda a la baja que lo lleve a la zona de 10.300. Consideraremos que este es el escenario más probable  en tanto en cuanto el IBEX se mantenga por debajo de 10.500.

Compartir