Posted on

Madrid, domingo 6 de diciembre de 2015

Comentario de J.L. Cava

La semana pasada se produjo un fuerte descenso del precio del petróleo. Supimos que la producción de petróleo se había incrementado notablemente, probablemente porque la capacidad de producción de Irak ha sido superior a lo esperado y porque Arabia Saudí ha seguido con su agresiva política de producción. Y, por si esto fuera poco, los miembros de la OPEC no han llegado a ningún acuerdo para lograr una subida del precio.

Los inventarios de petróleo se encuentra en máximos históricos. Por lo tanto, se necesitará un largo período de tiempo para reducirlos y, en consecuencia, creemos que lo más probable que siga habiendo un exceso de oferta de trabajo y que el precio del petróleo continúe dentro de su tendencia bajista.

Gráfico semanal “Crude Oil continuo”

Imagen0

Según los datos de empleo publicados la semana pasada, debemos concluir que el mercado laboral estadounidense continua mejorando.

Destacó el incremento del empleo en el sector de la construcción.

Es indudable que estos datos van a permitir que el FED suba los tipos en su próxima reunión del 15-16 de diciembre.

La fuerte subida experimentada por las bolsas estadounidense el pasado viernes compensó todas las pérdidas del jueves. El S&P 500 rebotó con fuerza al llegar a la media de 50 sesiones. Nosotros creemos que no ha concluido la onda 5 y que se ha formado un soporte importante en torno a 2.040.

La verdad es que tuvimos una semana muy volátil.

A pesar del retroceso experimentado el viernes por el sector de la energía, los índices de base más amplia consiguieron cerrar con importantes ganancias gracias a la fuerte subida del resto de los sectores.

El VIX cerró en 14,80, lejos de la zona de los 17,5. Lo que es alcista para las bolsas a corto plazo.

Tal y como podemos ver en el gráfico que recogemos a continuación, el S&P 500 continúa dentro de un movimiento lateral entre 2.040 y 2.135.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

Imagen1

Todos sabemos que Draghi decepcionó a todos los participantes en los mercados. Ahora bien, es probable que Draghi nos haya enviado otro mensaje: a partir de marzo de 2017 no habrá nuevos programas de estímulo monetario.

Tal y como podemos ver en el gráfico, a pesar de la fuertes caídas del jueves y del viernes, el IBEX continúa dentro de un movimiento lateral.

En el muy corto plazo la superación del 10.150 abriría el camino hacia la zona de los 10.450, parte superior del movimiento lateral.

Gráfico diario del IBEX 35

Imagen2

 

Compartir