Posted on

Madrid, 4 de enero de 2016

Imagen0

 

 

Comentario de J.L. Cava

Feliz año a todos.

Sigo de vacaciones pero la violencia del movimiento a la baja que han experimentado las bolsas de todo el mundo me ha obligado a escribir este comentario.

No hemos tenido subida de la Navidad. Santa Claus y los Reyes Magos habrán considerado que no nos hemos portado bien y nos han vuelto a dejar otra vez este año sin su regalo.

Yo creía que ibamos a tener una leve subida, 1,2%, desde el 24 de diciembre al 6 de enero, pero no ha sido así. No obstante, hay que reconocer que  la imposibilidad de superar el 2.070 por parte del S&P 500 el pasado miércoles fue un claro signo de debilidad. La mayor parte de los valores fuertes del S&P 500 experimentaron bruscos descensos el viernes.

Si nos fijamos en el S&P 500, la verdad es que no ha pasado nada.

Me explico mejor. Desde que el FED dio por concluido el plan de relajación cuantitativa el S&P 500 se paró, limitándose a moverse lateralmente. Pues bien, a pesar de la fuerte caída de ayer, el S&P 500 sigue dentro de ese movimiento lateral.

Veamos el gráfico semanal del S&P 500 Contado.

Como podemos ver en el gráfico, el S&P 500 rebotó en octubre de 2015 desde el soporte de los 1.870 hasta 2.130. Con la caida de ayer llegó a la zona de soporte de los 1.990. Nada más, por el momento.

El 1.990 es el mismo nivel que había marcado el S&P 500 durante el pasado mes de septiembre y octubre.

Es indudable que la caída de ayer ha provocado un gran daño en los indicadores de momento, y el VIX superó ayer el nivel 19 pero se paró al llegar a la resistencia de la zona 23,5.

Por lo tanto, las nuevas referencia son 1.990 en el S&P 500 y 23,5 en el VIX, la perforación de la primera y la superación de la segunda sería un gran signo de debilidad y abriría el camino a la zona de mínimos del pasado mes de septiembre, esto es 1.850-1.800.

El 2016 es un año electoral y no creo que las autoridades monetarias permitan que se inicie una tendencia bajista. Por ese motivo, creo que lo más probable es que ese soporte (1.800-1.850) funcione.

El comportamiento del S&P 500 durante el primer día del año resulta de poco valor a la hora de pronosticar lo que pueda suceder durante el año que comienza. El saber tradicional considera que según se comporte el mes de enero así sera el año.

En los últimos comentarios del año pasado, dijimos que la subida de tipos por parte de Yellen era un error teniendo en cuenta la situación económica global, especialmente de la economía de China, porque sus autoridades económicas habían perdido el control sobre ella, resultando, por lo tanto, muy probable un aterrizaje brusco. No era nada novedoso porque el FMI también consideradaba lo mismo, aunque dicho de una forma politicamente correcta.

Al subir tipos el FED en un entorno de bajas tasas de crecimiento económico, lo más probable es que se produzca un estancamiento económico con inflación.

Para saber en donde invertir en el 2016 debemos fijarnos por donde fluye el dinero en un entorno de débil crecimiento. Probablemente, se dirigirá a la tecnología y al sector de consumo básico.

 

Compartir