Posted on

Madrid, 1 de febrero de 2016

Comentario de J.L. Cava

¡Los bancos centrales al rescate de las bolsas!

Esta vez ha sido el Banco de Japón, que ha sorprendido a los mercados con una política de tipos de interés negativos. Esta decisión impulsó a la baja al yen, al alza al dólar y a las bolsas, y a la baja al precio de los bonos.

Los precios en las economías desarrolladas están cayendo o muestran leves subidas. La amenaza de la deflación es un tema recurrente en las discusiones de política económica.

Políticas monetarias expansivas es lo que realmente quieren las bolsas. Ahora bien, como los QE´s ya no funcionan, los bancos centrales van a profundizar en los tipos de interés negativos. Los bancos centrales no pueden dejar caer las bolsas ni el precio de los inmuebles, porque si lo consintieran los peligros deflacionistas se incrementarían notablemente, aunque el precio del petróleo se estabilizase.

Si los bancos centrales se adentran, como parece, en esta política de tipos de interés negativos, las monedas se debilitarían y se verían perjudicados los países que no puedan llevar sus tipos de interés a niveles tan negativamente bajos. Es decir, perjudicaría a los emergentes.

 

Las líneas de “avance/descenso” subieron con fuerza durante la sesión del viernes, por lo que debemos concluir que la subida de la semana pasada se debió a la cancelación masiva de posiciones cortas.

Pues bien, el S&P 500 ya se encuentra en pleno rebote. Ahora tenemos que ver si los alcistas se animan a entrar o continúan fuera de las bolsas.

El VIX experimentó un brusco descenso durante la semana pasada, y el viernes se produjo un “90% Up Day”, por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que el S&P 500 retroceda durante la sesión del lunes algo de lo ganado durante la semana pasada.

La estructura del precio de los futuros del VIX presenta pendiente negativa, a pesar de la subida del S&P 500.

Debemos tener en cuenta que la tendencia sigue siendo bajista y que, por el momento, tan sólo estamos asistiendo a un rebote por la cancelación masiva de posiciones cortas, y que se ha visto favorecido por el FED y el Banco del Japón. Y también por el efecto estacional alcista de final del mes de enero.

El 1.810 se ha convertido en una importante zona de soporte, tal y como lo podemos ver en el gráfico que recogemos en el gráfico del S&P 500. La perforación de ese nivel será muy bajista.

Y seguimos pensando que lo más probable es que el S&P 500 se dirija a la zona de los 1.950-1.980. Si estuviéramos ante una corrección al alza del tipo ABC con las ondas A y C iguales, entonces deberíamos considerar como objetivo más probable el 1.970. Y luego las bolsas deberían volver otra vez a caer.

Si las bolsas siguen con el rebote y la cotización del petróleo se estabiliza, muy probablemente la cotización de los bonos caerá.

Gráfico diario del S&P 500 Contado

Imagen0

El IBEX sigue con su rebote. Tras el cierre al alza de las bolsas estadounidenses el pasado viernes, lo más probable es que el IBEX abra el lunes al alza y supere el 8.811, y, de este modo, se encamine a la zona de los 9.200.

El DAX probablemente se encaminará al 10.100.

Gráfico diario del IBEX 35

Imagen1

Compartir