Posted on

Madrid, 26 de enero de 2016

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 cerró la sesión del lunes con descensos tras las fuertes subidas del jueves y el viernes de la semana pasada.

Sigo pensando que existe una fuerte situación de “sobreventa” y, por lo tanto, numerosas posiciones cortas abiertas.

Esta semana es una semana especial por la reunión que celebrará el martes y el miercoles el FOMC (26 y 27 de enero) y por la publicación de resultados de las sociedades cotizadas. Es probable que el mercado se pare a la espera del resultado de la reunión. Es probable que los inversores quieran saber cómo ven desde el FED la marcha de la economía.

Los sectores más bajistas en la sesión de ayer fueron el de energía, el de materiales, el financiero y el industrial. El resto aguantó bien.

Yo tengo la sensación de que los inversores están moderando su deseo de vender. Esto no significa que el mercado ya haya hecho suelo. No hay pruebas de que la onda  “C” de la pauta correctiva haya concluido. Lo único que espero es un rebote y, tras él, lo más probable es que las bolsas vuelvan a caer con la intención ya de ir formando un suelo. Por lo tanto, yo creo que estamos cerca del suelo y podría ser una buena ocasión para comprar en los retrocesos.

Es probable que las bolsas, tras las fuertes caídas experimentados en semanas anteriores, hayan ajustado sus valoraciones a la nueva situación

La desaceleración global y la debilidad de los emergentes son factores de preocupación, y han generado la oleada vendedora a la que hemos asistido. Ahora bien, estas ventas han provocado una gran daño a los indicadores de momento del S&P y a su tendencia alcista. Todos sabemos que los bancos centrales ya no pueden hacer demasiado para relanzar la inflación. Ahora bien, si ahora los bancos centrales siguen dejando caer a las bolsas podriamos entrar en un círculo vicioso: la caida de las bolsas acentuará la debilidad ecónomica global y, por supuesto, de los emergentes.

Por ese motivo, creo que debemos considerar como escenario más probable que el FED no se atreva a subir de nuevo los tipos. En mi opinión, Yellen ha sido un poco temeraria. ¡Los oficiales del FED llegaron a sugerir que en el 2016 iba a hacer 4 subida de tipos! ¡¡¡¡Una locura!!!!

Volvamos al S&P 500.

Tras la fuerte subida de jueves y viernes (el S&P 500 subió casi 100 puntos), ayer el S&P 500 retrocedió 30 puntos. El 1,870 representa un retroceso del 38,2% del tramo al alza.

Creo que lo más probable es que el soporte de la zona 1.870 funcione y el S&P 500 despliegue una nueva onda al alza que lo lleve a la zona 1.950-1.980, tal y como dije en el comentario de ayer. Creo que esto es lo más probable porque sigue existiendo un nivel de “sobreventa” muy elevado y muchos inversores siguen con posiciones cortas en un momento en que la valoracion en términos de PER del S&P está ya de acuerdo con la situación actual.

Ahora bien, no debemos confiarnos,  si el S&P 500 perforase el 1.870, muy probablemente volvería de nuevo al 1.820

Gráfico diario del S&P 500 Contado

Imagen0

 

Compartir