Posted on

Madrid, 10 de enero de 2016

Comentario de J.L. Cava

El pasado viernes los periodistas de la CNBC entrevistaron a Mohamed El-Erian, ex co-consejero delegado de PIMCO y actualmente en Allianz. Pueden leer lo que ha publicado la CNBC pinchando en This dwarfs worries about China.

Mohamed El-Erian considera que la gran preocupación de los mercados financieros es que los bancos centrales se han quedado sin munición para luchar contra una recesión. Concretamente dijo que: “Markets are realizing that central banks can no longer repress financial volatility. And they are repricing to new volatility paradigm.”

También destacó que el FED está empezando a normalizar su política monetaria porque ahora creen  que no pueden seguir atajando la volatilidad de los mercados artificialmente.

Si tenemos en cuenta lo que dice Mohamed y los fuertes datos de empleo de EE.UU. publicados el viernes, debemos considerar que lo más probable es que el FED siga subiendo los tipos. La media de las proyecciones del FED muestran un incremento de tipos de 100 puntos básicos en el año 2016, si bien yo creo que no subirá más de 50 puntos.

Ahora bien, unos datos de empleo tan fuertes podrían ser malos para las bolsas. La pregunta entonces sería ¿qué tasa de crecimiento del PIB estadounidense sería considerada como buena para las bolsas?

A la hora de estimar el crecimiento del PIB estadounidense debemos tener en cuenta los siguientes factores: por un lado, el nuevo presupuesto Federal es menos austero que en años anteriores, la caída del precio del petróleo aumenta la renta disponible de los consumidores y el aumento del empleo, y, por otro, la subida del dólar y la divergencia entre el sector servicios y el industrial.

El banco central de China probablemente está frenando la caída del yuan vendiendo dólares, por lo que sus reservas han diminuido.

Existe un gran desconocimiento acerca de la política que el banco central de China seguirá con la cotización de su moneda. Ahora bien, lo que parece más probable a la luz de los datos de la economía y del comportamiento de las bolsas es un “hard landing” de su economía en 2016.

Si, por lo que parece, el yuan está cayendo contra la voluntad de las autoridades económicas chinas, entonces debemos concluir que lo hace porque el mercado considera que el yuán está sobrevalorado por la debilidad de su economía. Por lo tanto, debemos considerar que lo más probable es que las autoridades chinas terminen por dejar que el mercado fije el nivel del yuan y luego se ajustará la bolsa.

Si comparamos la evolución del yuan con la del S&P 500, podemos observar que durante el año 2015 hubo una gran correlación. Es más la devaluación del mes de agosto desencadenó una oleada vendedora en Wall Street.

Tambien durante el año pasado ha existido una fuerte correlación entre el comportamiento del yuán y del petróleo.

Por lo tanto, debemos concluir que la caída del yuan seguirá presionando a la baja al S&P 500 y al petróleo.

Veamos hasta donde podría caer el S&P 500.

Tras las fuertes caídas de estos útimos días, los indicadores de momento se encuentran muy “sobrevendidos”, por lo tanto, aumenta la probabilidad de que se produzca un gran rebote. Ahora bien, mientras el S&P 500 permanezca por debajo de 2000 mantendremos una predisposición bajista a corto plazo.

Tal y como podemos ver en el gráfico semanal del S&P 500 Contado, en torno a la zona de los 1.850-1.830 existe una zona de soporte significativa.

Si nos fijamos en el gráfico del S&P 500 Contado, podemos darnos cuenta de que no estamos ante una corrección como la del 2008 sino ante una movimiento correctivo de la subida previa. Y probablemente en la onda 3 de la onda C de la pauta correctiva.

Gráfico semanal del S&P 500 Contado

Imagen0

Echemos un vistazo al gráfico del NYSE para tener una visión más amplia de las bolsas estadounidenses.

Tal y como podemos ver en el gráfico, el soporte más importante se encuentra cerca de los 8.700, que coincide precisamente con la recta de proyección del canal bajista.

Por lo tanto, debemos concluir que, aunque los niveles de “sobreventa” son elevados, aún no ha concluido el actual tramo a la baja. Como mucho podrían producirse rebotes bruscos y de corta vida.

Los especuladores más agresivos están esperando con una gran cantidad de dinero a la espera del rebote. Con fines especulativos, repito, exclusivamente con fines especulativos, es probable que esta semana se produzca un rebote. Se podría intentar coger el rebote en valores como Verisign (ha caído desde 94 a 78, un 17%), Nvidia (ha caído de la zona de 34 a la de 29, se ha dejado cerca de un 14%)  o Amazon (ha caído desde 696 hasta 607, un 13%).

Gráfico diario del NYSE

Imagen2

En el gráfico que recogemos a continuación del IBEX se observa la tendencia bajista de corto plazo en la que se encuentra actualmente.

La proyección del canal nos hace pensar que lo más probable es que el IBEX se dirija a la zona 8.200-7.600.

La resistencia más importante se encuentra cerca de 9.200 antiguo soporte convertido ahora en resistencia. Mientras el IBEX se mantenga por debajo de 9.200, lo más probable es que siga cayendo a corto plazo.

Gráfico semanal del IBEX 35

Imagen1

Compartir