Posted on

Madrid, miércoles 8 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

Ayer, Wall Street estuvo parada.

Los valores de pequeña capitalización se están mostrando ligeramente más débiles que los de gran capitalización. Yo creo que se debe ser muy precavido en el corto plazo.

El S&P sigue sin saber a donde ir. Rebotó al llegar al 2.287, primer soporte. Su perforación sería bajista a corto plazo.

Indudablemente las valoraciones son muy altas. El precio pagado por una unidad de ingresos es muy alto, en niveles próximos a los del año 2000. Es obvio que el S&P 500 está sobrevalorado.

El volumen negociado durante la sesión de ayer fue bajísimo, en torno al 70% de la media de 10 sesiones.

La correlación entre los valores del S&P 500 siguió siendo baja. Ayer le tocó el turno de las caídas al sector de la energía, lógico si tenemos en cuenta que la mayor parte de los gestores están largos en el “crude oil”, y los que les dan la contrapartida son los “commercial” (el ·smart money”). Y las subidas corrieron a cargo de Boeing e IBM.

Los indicadores de momento siguen “sobrecomprados”.

El VIX es bajista, lo que es alcista para las bolsas, aunque esté presentando lecturas extremas.

Para que los bajistas tomen el control se debe producir una caída violenta que perfore la zona de soporte.

Todos los oficiales del Banco de la Reserva Federal hablan de que si la inflación subiera, el FED reaccionaria. ¿Y qué harían si la inflación no se incrementase? No olvidemos que China está dejando de ser exportador de inflación.

El DAX se giró a la baja desde la zona de los 11.600, pero volvió a rebotar al llegar a la zona de los 11.450. Si los bajistas quieren tomar el control, el DAX debería perforar violentamente esa zona de soporte.

El IBEX rebotó al llegar a la zona de los 9.275.

Los índices rebotan al llegar a la primera zona de soporte pero el soporte ya ha funcionado muchas veces, lo que hace más probable su perforación.

 

 

 

 

Posted on

Madrid, lunes 6 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 lleva 75 días sin experimentar un retroceso superior al 1%.

Los alcistas tienen el control mientras se acumulan las posiciones cortas en el VIX y en los bonos.

Los indicadores de momento y el VIX están mostrando elevados niveles de “sobrecompra”. El VIX cerró ligeramente por debajo de 11.

Resulta sorprendente que los inversores estén tan confiados en la subida de la bolsa con niveles de incertidumbre política tan altos. La incertidumbre acerca de la política económica que va a seguir la nueva Administración Trump, se traduce en incertidumbre monetaria. Ahora bien, por el momento, y a partir de los datos publicados el viernes debemos considerar que lo más probable es que sean dos aumentos de tipos de interés en el 2017 por parte del FED, lo que seguro le vendrá bien al equipo económico de Trump.

El volumen negociado el pasado viernes fue ligeramente superior a la media de 10 sesiones. Y las líneas de “avance/descenso” subieron, pero el Russell 2000 no fue capaz de salir de su movimiento lateral.

Los indices subieron con decisión gracias al sector financiero, cuya cotización se incrementó en el 2%. Ahora bien, a pesar de la fuerte subida el índice del sector bancario no salió del movimiento lateral en el que se encuentra atrapado desde el pasado 12 de diciembre del año pasado.

La única debilidad la hemos visto en Facebook y Amazon.

Mientras el S&P 500 se mantenga por encima de la zona de los 2.260 seguiremos manteniendo una predisposición alcista. Ahora bien, sigue sin saber donde ir.

Las expectativas inflacionistas que tienen todos los participantes en los mercados de bonos no se vieron confirmadas por el incremento de los salarios. La tendencia de los salarios es alza, pero no tanto como para desencadenar presiones inflacionistas.

Además, en una economía tan dependiente del consumo, un crecimiento tan reducido de los salarios no favorece fuertes aumentos del consumo.

El DAX Xetra se paró la semana pasada al llegar al 11.722, y luego se movió lateralmente entre 11.722 y 11.600. Mientras se mantenga por debajo de 11.722, consideraremos como escenario más probable que se dirija a la zona de los 11.400.

El IBEX se movió entre 9.600 y 9.275, en un movimiento lateral dentro de un canal alcista. La predisposición sigue siendo alcista en tanto en cuanto no perfore la zona del 9.000. El 9.275 es un soporte que lleva funcionando desde mediados de diciembre.

Posted on

Madrid, viernes 3 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 sigue sin ir a ninguna parte, pero se aprecia una cierta falta de fuerza alcista.

Ni ayer ni anteayer el S&P 500 fue capaz de superar el 2.289. Es decir, no ha podido cubrir el hueco a la baja que dejó el pasado 29 de enero.

El volumen negociado durante la sesión de ayer fue bajo, en torno al 90% de la media de 10 sesiones, probablemente porque todo el mundo está esperando la publicación de los datos de empleo hoy mismo.

El VIX sigue presentando lecturas alcistas para la bolsa.

En el gráfico del S&P 500 se aprecia un soporte en 2.265 y el siguiente en 2.255.

Sólo la perforación del 2.255 sería un signo de debilidad.

El DAX no ha podido superar el 11.735. La primera zona de soporte significativa se encuentra en 11.490. Sólo la perforación del 11.490 sería un signo de debilidad.

El IBEX rebotó desde la zona de los 9.275.  La perforación del 9.275 sería un signo de debilidad.

Posted on

Madrid, jueves 2 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El FED se comportó con arreglo a lo esperado. No dieron pistas de cuando harán el siguiente movimiento.

El S&P 500 abrió al alza llegó a 2.289 y se giró a la baja. Por lo tanto, vamos a seguir considerando como escenario más probable que el S&P 500 se encamine a la zona de los 2.230-2.220.

El VIX cerró en 11,69.

El volumen negociado durante la sesión de ayer fue ligeramente superior a la media de 10 sesiones.

El IBEX volvió a la zona de soporte de los 9.330. La perforación del 9.300 aceleraría las ventas.

El DAX subió apoyándose en Siemens. Llegó a los 11.732 y seguidamente se movió lateralmente. Hoy tomaremos como referencia el 11.630. Su perforación nos avisaría del desarrollo de un nuevo tramo a la baja. Mientras se mantenga por encima ligeramente alcista.

Posted on

Madrid, miércoles 1 de febrero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 abrió claramente a la baja, llegó a 2.266 y desde ese nivel volvió a rebotar como hizo el lunes. Algo parecido hizo la rentabilidad de las notas a 10 años.

A pesar de haber rebotado al llegar a ese nivel, nos fijaremos hoy en la zona de los 2.289. Mientras se mantenga por debajo, consideraremos que lo más probable es que siga cayendo a corto plazo.

El sector farmacéutico y el de biotecnología fueron los que mas fuerza mostraron durante la sesión de ayer por las declaraciones de Trump. Es probable que estos dos sectores ya hubieran descontado el peor de los escenarios y ahora resulta que no eran tan malo. Además hay un hecho significativo: los gestores de fondos no se han posicionado en estos sectores, lo que por la Teoría de la Opinión Contraria, es alcista a corto plazo.

Durante la sesión de ayer el VIX se giró a la baja al llegar a la zona de 13.

Durante la sesión de ayer pesaron dos circunstancias:  la publicación al cierre de los resultados de Apple y reunión del FOMC.

Hoy es el primer día de negociación del mes de febrero y ya sabemos que los primeros días de mes suelen ser alcistas.

Mientras el VIX no supere el nivel 15, consideraremos que estamos asistiendo a un movimiento lateral.

La referencia significativa del S&P 500 vamos a colocarla en torno a 2.230/2.220. Si sería bajista.

En mi opinión, si no fuese capaz de superar el 2.289, lo más probable es que se gire a la baja y vuelva a la zona de mínimos. Ahora bien, si fuese capaz de superar el 2.289 consideraría que se habría formado un suelo en torno a 2.266.

En cuanto al DAX, mientras se mantenga por debajo de 11.675, consideraremos que no se ha formado un suelo en los mínimos de ayer, y que, por lo tanto, lo más probable es que sean perforados los mínimos de ayer.

El IBEX llegó al 9.300 durante la sesión de ayer. Mientras se mantenga por debajo de 9.420, consideraremos que lo más probable es que siga cayendo.

 

Posted on

Madrid, martes 31 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 abrió con decisión a la baja, hizo un mínimo en 2.266 y desde ese nivel rebotó para cerrar en 2.280. No cerró claramente por debajo de 2.280.

Por el momento, vamos a considerar que desde el 2.266 se ha iniciado un rebote. Es probable que este rebote pueda prolongarse hasta el 2.289. Mientras se mantenga por debajo de 2.289, mantendremos una predisposición bajista a muy corto plazo, en el “intradía” al menos, con un objetivo próximo a los 2.220.

Resultó llamativa la debilidad del sector financiero y de los valores de pequeña capitalización. El Russell 2000 también rebotó en la zona de soporte de los 1.340. La perforación de ese nivel sería un signo de debilidad porque ha sido respetado en dos ocasiones.

El VIX hizo un máximo en 12,90, si bien cerró 11,88. La superación de los máximos previos sería un gran signo de debilidad, 14-15.

El volumen negociado durante la sesión de ayer fue ligeramente superior a la media de 10 sesiones. Es decir, no hubo una gran descarga.

Es preciso tener en cuenta que hoy es el último día del mes y los gestores de fondos han podido intervenir frenando las caídas precisamente en los sectores en los que están mas cargaditos.

Las perspectivas ya no son tan positivas como se percibieron el pasado 8 de noviembre.

Es indudable que existe un riesgo político muy alto con Trump al frente de la administración estadounidense. Y también por las medidas de política económica que pueda adoptar.

Por lo tanto, ahora los inversores quieren los detalles concretos del plan de Trump. Y están valorando el notable incremento de las incertidumbre con un presidente como Trump. No se puede gobernar un país a golpe de intimidaciones y humillaciones. Todos los días amenaza a algún país, o a los seguidores de una religión o a un grupo de empresas.

La manera de frenar a un salvaje bravucón como éste es acudiendo a los tribunales, lo que puede causar un caos, paralizar la administración y la economía.

Los niveles de impopularidad de Trump en 8 días de gobierno son ya los mismos que cosechó Bush tras varios años.

Los economistas sabemos que un mal gobernante siempre acaba incrementando la inflación. La curva de tipos ya está descontando la Trumplación.

El verdadero enfrentamiento lo tendrá Trump con Yellen.

Goldman Sachs fue el valor que más contribuyó a las perdidas del Dow, precisamente el valor que vendieron los miembros del equipo económico de Trump.

Yo no creo que la subida que hemos visto desde el 8 de noviembre sea debido a Trump, fue debido al elevado volumen de posiciones cortas  abiertas y la cancelación de posiciones largas antes de la celebración de las elecciones. Y también fue debido al estímulo fiscal de China. De tal manera que creo que se debería llamar “Xi rally” en lugar de “Trump rally”, tal y como sugirió John Authers del Financial Times.

El DAX hizo un mínimo en 11.661 y desde ese nivel rebotó en la última hora, para cerrar en 11.700. La primera zona de resistencia vamos a situarla en 11.760. Mientras el DAX se mantenga por debajo, mantendremos una predisposición bajista a muy corto plazo.

El IBEX no fue capaz de acercarse al 9.515 a la apertura, y terminó perforando el 9.400. Si bien a corto plazo puede producirse un ligero rebote, mientras se mantenga por debajo de 9.450, mantendremos una predisposición bajista con un objetivo mínimo en la zona de soporte de los 9.275.

 

Posted on

Madrid, lunes 30 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

Los gestores de fondos están cortos en notas a 5 y 10 años del Tesoro de los EE.UU.

Están cortos en el VIX. El VIX está en niveles mínimos de 2007.

Largos en dólares.

Largos en Bancos. Ahora bien, los miembros del equipo económico de Trump (de Goldam Sachs) vendieron todas las acciones de bancos que tenían así como las opciones de compra.

Durante la semana pasada se registró el volumen de compra de bonos estadounidenses más elevado desde julio de 2016.

Barron´s llevó a su portada el siguiente titular: El Dow se va ahora al 30.000

Y lo que es peor según la Teoría de la Opinión Contraria, Trump, al igual que hacen todos los presidentes, se congratuló que durante su mandato el Dow Jones haya superado el 20.000.

Se incrementan las ventas de acciones de insiders.

Esto no suena muy bien para las bolsas. Incluso, se podría producir un pánico comprador en los bonos y otro comprador en el VIX.

No se sabe cuando estos movimientos se producirán, pero la situación invita a ser cautelosos.

Vayamos a los índices.

La semana pasada me llamó la atención que el Russell 2000 se mostrara más débil que el S&P 500 y el Dow, de tal manera que el Russell 2000 no consiguió marcar un nuevo máximo.

Yo creo que la semana pasada no se produjo una rotura violenta de la resistencia de los 2.280. Superó el 2.280 pero no se disparó al alza. Ahora bien, a corto plazo, la antigua resistencia de los 2.280 debería actuar ahora como soporte.

El volumen negociado durante la subida de la semana pasada fue bajo. Y lógicamente tampoco acompañaron los indicadores de amplitud de mercado.

El VIX se encuentra en valores extremadamente bajos y cuando eso sucede, las bolsas suelen retroceder.

Nos vamos a fijar en el 2.280 del S%P 500, la pérdida del 2.275 nos avisaría del inicio de una fase correctiva.

El DAX hizo un mínimo el viernes en 11.800. Existen numerosos soportes por debajo de ese nivel, pero yo creo que si perdiera el 11.800 muy probablemente se encaminaría hacia el 11.645

El IBEX se mostró débil al final de la semana pasada por la debilidad de los bancos. Rebotó al llegar a los 9.413. Por lo tanto, nos vamos a fijar en él. Si el IBEX perforase el 9.413 muy probablemente se dirigiría a la zona de soporte de los 9.200.

Posted on

Madrid, viernes 27 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 abrió al alza y superó ligeramente el 2.300, pero finalmente cerró en 2.296,7.

Dos hechos nos llamaron la atención: la debilidad relativa de los valores de pequeña y mediana capitalización, y el bajísimo volumen negociado durante la sesión de ayer.

Por ese motivo es probable que el S&P 500 retroceda a corto plazo. Tendríamos la confirmación cuando perforara la zona de los 2.292. En tal caso, lo más probable sería un movimiento hacia la zona de los 2.280.

El DAX llegó al 11.892 y se giró a la baja. Creemos que lo más probable es que a corto plazo se deslice a la zona de los 11.750.

Los bancos españoles sufrieron realizaciones de beneficios durante la sesión de ayer. Y el IBEX, tras llegar a 9.617, se giró a la baja. Por lo tanto, vamos a considerar que a iniciado el desarrollo de una fase correctiva que podría enviar al IBEX a la zona de los 9.432. La perforación de ese nivel sería un signo de debilidad.

 

Posted on

Madrid, jueves 26 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El sector financiero lideró la subida del S&P 500 en la sesión de ayer.

El S&P 500 hizo un máximo en 2.299.

Las líneas de “avance/descenso” subieron ligeramente. El Russell 2000 se mostró algo más retrasado que el S&P 500.

El primer soporte lo vamos a situar en la zona de los 2.280, antigua resistencia. Mientras el S&P 500 se mantenga por encima de ese nivel, consideraremos que el actual movimiento al alza sigue en vigor.

El optimismo de los inversores se vio reforzado por los datos macro publicados y por las primeras medidas adoptadas por  la administración Trump.

Es cierto que se respira optimismo entre los inversores, pero si somos realistas, las medidas aprobadas no supondrán un crecimiento del PIB del 4%, es prácticamente imposible. Este optimismo se tornará en pesimismo si Trump no consigue que el PIB supere una tasa de crecimiento del 2,5%. Ahora bien, nuestra obligación es analizar el comportamiento de los mercados, y estos son alcistas.

En Europa vimos a los bancos lideraron las subidas.

En España lo hicieron especialmente el Santander y Caixabank.

El DAX superó la resistencia de los 11.700. Ese nivel se ha convertido ahora en soporte. Por lo tanto, mientras el DAX se mantenga por encima de se nivel, mantendremos una predisposición alcista a corto plazo.

Por lo que hace referencia al IBEX, cerró por encima de los máximos del 2017. Consideraremos que mientras se mantenga por encima de 9.430, consideraremos que lo más probable es que siga subiendo a corto plazo.

Según The Wall Street Journal: “Executives at some of the biggest Wall Street banks have sold nearly $100 million worth of stock since the presidential election, more than in that same period in any year over the past decade, according to a Wall Street Journal review of securities filings.”

In addition to the share sales, bank executives have sold another $350 million worth of stock to cover the cost of exercising options, filings show. That is twice the amount sold for that purpose at big banks in the year leading up to the election.”

 

Posted on

Madrid, miércoles 25 de enero de 2017

Comentario de J.L. Cava

El S&P 500 cerró al alza gracias fundamentalmente al rebote del sector bancario, a la subida del sector de metales  y a la superación de los máximos del sector de materiales. Cobre, Platino y Paladio subieron con decisión. El cobre subió por el rechazo de los trabajadores chilenos de la oferta salarial de los empresarios.

El rebote del sector bancario nos avisa de que probablemente la situación de “sobrecompra” que se produjo tras la subida desde el 8 de noviembre al 15 de diciembre, se está desvaneciendo. El rebote se produjo porque el sector bancario estaba sobrevendido (ya dijimos en nuestro comentario del lunes que se habían incrementado notablemente el volumen de compra de opciones de venta, lo que por la Teoría de la Opinión Contraria es alcista) y el programa de infraestructuras presentado por los Demócratas impulso al alza al sector de infraestructuras.

Los medios de comunicación calificaron la subida de ayer como el segundo rally de Trump o el rally de las infraestructuras.

El sector de materias básicos supero la zona de resistencia y salio de su movimiento lateral. Por lo tanto, es probable que, tras una parada, siga subiendo a corto plazo.

Aquí el que manda es el precio y se ha movido de la parte de abajo a la de arriba del movimiento lateral.

Las líneas de “avance/descenso” subieron en sintonía con el movimiento del S&P 500.

El volumen negociado se incrementó significativamente.

El VIX se mantiene en la zona de mínimos. En realidad, en la medida que se ha mantenido por debajo de 15, siempre ha sido alcista.

Los alcistas siguen controlando la situación. Y desde el punto de vista técnico, mientras se mantenga por encima de 2.250, mantendremos una predisposición alcista.

La rentabilidad de las notas a 10 años subió a la zona de los 2,45%. La subasta de notas a 2 años registro una fuerte demanda por la subida de la rentabilidad.

Las ventas de bonos de UK a 40 años alcanzó un record.